HD-DVD vs. Blu-Ray por Gerardo Fernandez

Ahora que tenemos televisores de alta definición en nuestras casas, ya estamos listos para el DVD de alta definición, un formato que nos brindará, además de la calidad de audio a la que ya estamos acostumbrados, una imagen comparable a la que disfrutamos en las salas de cine. Aunque no existe limitación técnica alguna para que tengamos el nuevo equipo de DVD en nuestras casas,  si existe una gran lucha política que retarda cumplir ese deseo. 

¿Recuerdan de la pelea entre el VHS y el Betamax a finales de los años 70? Bien, la historia se repite nuevamente. En una esquina tenemos el HD-DVD desarrollado por Toshiba y respaldado por Sanyo y NEC, en conjunto con las compañías de entretenimiento HBO, Paramount, Universal y Warner; y dos grandes de la computación como Microsoft e Intel. En la otra esquina, está el disco Blu-Ray, desarrollado por un consorcio que incluye a Sony, Panasonic, Phillips, Samsung, Sharp, Pioneer y LG, y respaldado por empresas, igualmente del entretenimiento, como lo son Twentieth Century Fox, Vivendi, Walt Disney y Electronic Arts, al igual que Dell, HP y Apple.

Los DVD convencionales almacenan 4.7 GB de información, cantidad que no es suficiente cuando pensamos en las demandas de la televisión de alta definición. Los actuales contrincantes, ambos, están basados en la nueva tecnología de láser azul que, a diferencia del clásico láser rojo por su menor longitud de onda, es capaz de almacenar más información en el mismo espacio. El contendor de la esquina roja, el HD-DVD, tiene capacidad para respaldar 15 GB y 30 GB en los formatos de una y dos capas respectivamente. El retador de la esquina azul, el Blu-Ray, maneja espacios de 25 GB y 50 GB.

En lo que respecta a la protección anti-copia, los DVD utilizan el “Content Scrambling System”, conocido como CSS. Muchos saben que este sistema no es completamente seguro. Los recientes pugilistas tendrán nuevos sistemas de protección, sucesores del CSS. HD-DVD lo hará con el llamado AACS y Blu-ray apelará a un algoritmo propietario de nombre BD-CPS, algo no del todo confirmado, pues es posible que adopten igualmente AACS.

Otro aspecto muy importante se refiere a los costos de producción de la media. En este particular el HD-DVD lleva la delantera, pues la modalidad de producción de los discos es compatible con la tecnología usada actualmente para la fabricación de los DVD clásicos. En el otro bando, Blu-Ray obliga a una inversión inicial importante por parte de las compañías de duplicación, para que éstas se adecuen a la nueva tecnología de producción.

Con esta pugna, como siempre, el consumidor es el que pierde. Aquellos que quieran ser los primeros en apostar a estas nuevas tecnologías, podrán comprar equipos a principios de 2006, pero nadie les garantizará que el equipo que adquieran esté en el bando que finalmente se imponga. Mi recomendación para todos, es que esperen a que termine la pelea.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Computers and Internet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s